;

¿Cómo elegir un espejo para la sala?

¿Cómo elegir un espejo para la sala?

Espejito, espejito mágico, ¿con cuál nos quedamos?, Piezas versátiles y prácticas que nos ayudan a solucionar algunos retos decorativos, cambiar de estilo o disimular pequeños defectos de construcción. ¿Qué tal unos metros extra o más luminosidad como por arte de magia?

1.- Para lograr la amplitud deseada, es fundamental, que el espejo refleje un espacio abierto y grande, como una puerta. Para que al mirar parezca que el cuarto fuese mayor. Si combinamos esto, haciendo que el espejo refleje luz exterior, además de agrandar el cuarto, lo haremos más apetecible y le daremos vida.

Lugar de colocación

2.- La decisión del lugar donde colocar el espejo también debe ser meditada.
Puestos encima de sofás o encima de la chimenea. Visten y dan un toque original al salón (además de ser fáciles de limpiar).

Incluso podemos adornar chimeneas, utilizando preferiblemente tonos dorados, negros y plateados en los marcos. Haciendo del espejo el foco de atención. En diseño redondo y con marcos anchos, estos tonos ensalzan los espacios y los hacen irresistibles.

3.-Por una parte podemos optar por uno de gran tamaño. Éste nos va inmediatamente a aumentar la sensación de espacio así como el nivel de luz. Los grandes espejos son perfectos en los lugares donde no tenemos mucha luz. Por otra parte, si escogemos espejos chicos, podemos usarlos en lugares específicos que necesitamos iluminar como una entrada. Podemos también juntar varios espejos pequeños y recuperar la misma dinámica que si fuera uno grande.

 

Share this post

Deja un comentario